Las ganancias de las apuestas también tributan. ¿Cómo debes declararlas?

Las ganancias de las apuestas también tributan. ¿Cómo debes declararlas?

Las ganancias de las apuestas deben declararse dependiendo de la cantidad de beneficios que se tenga, y en este artículo, vamos a esclarecer todas las dudas que rodean a la tributación de las apuestas deportivas.

Para ello, primero que nada, debes conocer qué es el IRPF o Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Este impuesto es personal, progresivo y directo que grava la renta obtenida en un año natural por las personas físicas que tienen residencia fiscal en España. Ingresos que pueden venir de los rendimientos del trabajo, del capital y de las actividades económicas, ganancias patrimoniales e imputaciones de renta establecidas por la ley, y que, como residentes en España tenemos la obligación legal y moral de declarar.

¿Se deben declarar los beneficios de las apuestas?

Una vez entendido este impuesto pasamos a conocer si se deben declarar los beneficios netos de las apuestas. Y esto depende de varias condiciones, en concreto, estás obligado a declarar los beneficios netos de las apuestas en los siguientes casos:

  • Si los beneficios asociados al trabajo superan los 22.000 € anuales o 12.000 € si tienes más de un pagador y los beneficios de las apuestas superan los 1.000 € netos.
  • Si los beneficios netos de capital mobiliario, de las ganancias patrimoniales y de las apuestas son mayores de 1.600 € anuales.

Ahora bien, ¿cómo calculo los beneficios netos de las apuestas? Antes se tributaba por los beneficios brutos, lo que arriesgaba la situación económica de los jugadores y el futuro del sector, pero con la Ley 16/2012, del 27 de diciembre, de medidas tributarias dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y al impulso de la actividad económica, nos permite tributar por los beneficios netos del juego.

Para saber cuáles son los beneficios netos hemos de calcular, primero que nada, las ganancias y pérdidas de todas las casas de apuestas y hacer un balance total. Para ello, se deben tener en cuenta todos los ingresos a nuestras cuentas por parte de las casas de apuestas, acompañados del concepto bonos y promociones de apuestas. Además, hay que tener en cuenta el dinero que nos dejamos en las cuentas, no solamente las ganancias retiradas.

Entonces, para calcular los beneficios netos hemos de calcular primero nuestra cuenta de resultados de cada una de las salas mediante una fórmula:

Casa apuestas 1 = banca fin + retiros – banca inicio- depósitos

En este caso, “banca fin” es el dinero del que se dispone al terminar el año. “Retiros” se refiere a la suma de todo el dinero que se ha retirado de la cuenta desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre. Por otro lado, “banca inicio” hace referencia al dinero que se posee en la cuenta al comenzar el año. Y “depósitos” significa la suma de todo el dinero que se ha ingresado en la cuenta durante todo el año natural.

Si finalmente el resultado de la suma es positivo es que se han conseguido beneficios, por el contrario, si son negativos se han sufrido pérdidas. Una vez calculado los resultados de cada una de las casas de apuestas se debe realizar el balance global anual.

Llegados a este punto la pregunta es: ¿Cuánto tengo que pagar a hacienda? Pues no hay un porcentaje fijo, puesto que depende de los ingresos totales de cada persona, pero lo que debes saber es que se trata de un porcentaje creciente.

La declaración del IRPF divide los ingresos de cada individuo en cinco partes: rendimientos del trabajo, rendimientos del capital mobiliario, rendimientos del capital inmobiliario, rendimientos de actividades económicas y ganancias y pérdidas patrimoniales.

 

Tabla Tramos IRPF 2017
Base liquidable general Tipo impositivo 2017
Desde Hasta
0€ 12.450€ 19%
12.450€ 20.200€ 24%
20.200€ 35.200€ 30%
35.200€ 60.000€ 37%
60.000€ 45%

 

Desde Staff Asesores os recomendamos como solución sencilla y fiable que un asesor fiscal os haga la Declaración de la Renta, ya que éste te evitará problemas y errores. Pero si por el contrario prefieres hacerla por ti mismo, es en la casilla 253 (premios en metálico) donde debes especificar los beneficios netos que has conseguido en apuestas.

En el caso que decidas no declararlo, hecho que no te recomendamos, con una inspección, hacienda te obligará a pagar el importe de la cantidad defraudada más una multa que oscila entre el 50 y el 100% de los beneficios netos.

Ante cualquier duda sobre la declaración de los beneficios de apuestas o sobre la declaración de la Renta en general, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies