Principales ventajas del outsourcing o externalización de procesos

Principales ventajas del outsourcing o externalización de procesos

outsourcing

Externalizar ciertos procesos, funciones o incluso departamentos de una empresa se está convirtiendo en un factor que influye directamente en el éxito del negocio. En un mundo global, el llamado outsourcing permite especializarse para ganar en competitividad. Poder centrarse en la actividad principal de la empresa, enfocando todos los esfuerzos al núcleo del negocio, hace que se puedan incrementar los niveles de calidad de los productos o servicios que se ofrecen.

Sin embargo, existen toda una serie de necesidades alrededor de la actividad principal que pueden desviar la atención sobre los verdaderos factores que inciden en el éxito de una compañía. No se trata de cuestiones menores que puedan desatenderse, pero la opción de buscar proveedores externos y especializados que se ocupen de ellas está siendo cada vez más valorada.

A su vez, estos proveedores externos también han centrado sus esfuerzos en la actividad concreta que ofrecen. Por lo tanto, cuentan con mayores conocimientos,  avances tecnológicos y experiencia para asumir esas áreas del negocio que las propias empresas que contratan sus servicios.

¿Por qué merece la pena apostar por el outsourcing?

  1. Ventajas competitivas: En primer lugar, y como se ha comentado, permite concentrarse en los procesos fundamentales de la empresa, que son lo que garantizan su futuro y reportan mayores ventajas competitivas.
  2. Flexibilidad: La contratación de proveedores externos aligera la estructura interna de la empresa, lo que mejora la capacidad de respuesta y la adaptación a las necesidades del mercado.
  3. Reducción de costes. Se reducen los costes fijos de la empresa, que se sustituyen por otros variables, más eficientes y productivos. De esta forma, se dispone de mayor capital para destinarlo a inversiones en sectores clave para la compañía.
  4. Incrementa el acceso a la innovación tecnológica. La contratación de proveedores especializados de calidad pone al alcance de la empresa las últimas tecnologías disponibles en cada proceso. Se elimina el riesgo de caer en la obsolescencia tecnológica en aquellas funciones que no son las fundamentales para el negocio. Esto redunda directamente en la capacidad para ofrecer productos o servicios finales de mayor calidad.
  5. Reduce la conflictividad laboral. Externalizar parte de los servicios deja en manos de terceros la gestión del personal que se ocupa de esas funciones. Se trata de trabajadores externos, que no dependen del departamento de recursos humanos de la empresa.

La suma de estos aspectos positivos del outsourcing puede determinar el éxito de un negocio. Siete de cada diez empresas europeas ya han apostado por externalizar alguno de sus procesos. Sin embargo, la decisión de contratar externamente alguna de las tareas de una compañía no puede tomarse sin tener en cuenta las características concretas del negocio. Cada empresa tiene unas necesidades y unas posibilidades diferentes que tendrán que definir qué procesos externalizar y cuáles conviene asumir directamente.

En su afán por ayudar a las empresas a crecer y seguir evolucionando, Staff Asesores ha apostado por el outsourcing. Por eso, siguiendo el ejemplo de los grandes despachos internacionales, Staff ofrece sus servicios como proveedor especializado en consultoría y anima a las empresas a confiar en la externalización de los servicios para mejorar la eficiencia de sus negocios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies